Páginas

viernes, 15 de abril de 2011

A 27 AÑOS DEL FALLECIMIENTO DE MONS. FRANCISCO VICENTÍN

Se cumple hoy un nuevo aniversario del fallecimiento de monseñor Francisco Vicentín, segundo obispo de Corrientes y primer arzobispo, e impulsor de la construcción de la Basílica de Nuestra Señora de Itatí. 

Francisco Vicentín nació el 15 de marzo de 1895 en Colonia Avellaneda (Santa Fe). Estudió en el seminario de Guadalupe. Fue ordenado sacerdote el 21 de diciembre de 1918. El 28 de diciembre de 1918 fue designado cura vicario de la ciudad de Vera. 

En diciembre de 1928 fue trasladado a la administración y Vice Rectorado del Seminario de Guadalupe. Luego será Vicario General de la Diócesis de Santa Fe. Regresa el Curato de Vera que ya era Vicaría foránea el 28 diciembre de 1930. Cuando Mons. Fassolino fue designado Obispo para la Diócesis de Santa Fe, éste lo nombró Vicario General el 4 de enero de 1933. 

En Corrientes, al fallecer monseñor Luís María Niella, primer obispo de la diócesis, el 30 de noviembre de 1933, Francisco Vicentín es designado obispo de Corrientes el 18 de septiembre de 1934 por el Papa Pio XI (6.II.1922-10.II.1939). Fue ordenado obispo el 25 de febrero de 1935 por monseñor. Fassolino en la Iglesia de Guadalupe y tomó posesión de la diócesis de Corrientes el 7 de marzo de 1935. 

Por Bula de Juan XXIII fechada el 10 de abril de 1961: se crea la diócesis de Goya y la diócesis de Corrientes es elevada a arquidiócesis (ejecutado el 7 de octubre de 1961), convirtiéndose monseñor Vicentín en el primer arzobispo de Corrientes. Desempeñó el gobierno pastoral hasta su renuncia el 5 de abril 1972. 

Falleció en Corrientes el 15 de abril de 1984. 


Inmediatamente de haber asumido como Obispo, monseñor Vicentín se pone en campaña para la construcción del nuevo Santuario de Itatí, cuya piedra fundamental es bendecida el 16 de julio de 1938 y lo habilita en 1950. 

En 1940 inaugura el Seminario Menor en 1940. 

Ante la imagen auténtica de la Virgen de Itatí, en la Cruz de los Milagros, consagra la diócesis al Inmaculado Corazón de María, en 1954, precediendo a la misma las misiones generales más recordadas en la historia diocesana. 

Erige además las parroquias: San Francisco Solano y Nuestra Señora de la Merced (1950); Nuestra Señora de Pompeya (1955); Inmaculada Concepción de Itá Ibaté (1956); Santa Rosa de Lima (1961); San Cayetano (1963); Santa Teresita del Niño Jesús (1964); San Juan Bautista, Nuestra Señora del Carmen (Mantilla) y San Benito (1968).

Gobierno pastoral