Páginas

domingo, 4 de febrero de 2018

Otra calle cortada

El aumento de la actividad comercial, la proliferación de puestos de venta y el avance hacia el pavimento han hecho que otra calle más esté cerrada al tránsito vehicular.



Por la última cuadra de la avenida 25 de Mayo, desde la Basílica hacia el río, no se puede circular con vehículos por el avance hacia la calle de la exhibición de productos de los diferentes puestos de venta ubicados en ese sector.

Similar situación se dio años atrás en la calle obispo Niella, en el paseo de los santeros, cuando comenzaron a instalarse sin control los puestos de venta, quedando cerrado al tránsito vehicular, impidiendo la bendición de vehículos que se realizaba tradicionalmente por esa arteria.

La ocupación indebida del espacio público, calles circundantes a la Basílica y la plaza Fray Luis de Bolaños, es una situación que se da en Itatí desde hace más de dos décadas y se ha incrementado considerablemente en los últimos años.