HACIA EL IV CENTENARIO

ITATÍ EN LA NOTICIA

Loading...

martes, 22 de febrero de 2011

OTRA VEZ LA LLUVIA DEJÓ INUNDADO A ITATÍ

En la capital espiritual del nordeste argentino la misma postal se repite y cada vez es peor. Las calles pavimentadas se vieron colmadas de agua como si fueran una pileta de natación ya que no tienen escurrimiento por la falta de desagües. La obra se realizó con poco criterio técnico. 

La lluvia caída en las últimas horas dejó al descubierto las falencias en los desagües, algunas calles de Itatí, mayor centro religioso del Litoral argentino, están totalmente anegadas, zanjas y zanjones sin mantenimiento y años de abandono, lo que implica que varios barrios, sobre todo los de la zona sur (P. Corazza, San Miguel, Sagrado Corazón, 40 viviendas), estén aislados. Los bomberos y la policía tuvieron que atender los requerimientos de los vecinos.

Esto se debe a que la construcción de pavimento de hormigón no se realizó correctamente presentando falencias, como por ejemplo, el tratamiento de suelo inadecuado, la falta de desagües pluviales, y la falta estudio topográfico para la nivelación del terreno. 

La Carta Orgánica Municipal dice: “Dadas las características de la zona urbana tendrán carácter prioritario y permanente los siguientes aspectos: 1-Desagües pluviales; 2-Red cloacal; 3-Pavimentación y veredas; 4-Consolidación de las zonas urbanas y suburbanas para la expansión del radio urbano, lo que será reglamentada por el Honorable Consejo Deliberante. Teniendo en cuenta esto se puede observar que los primeros dos ítems priorizados no se tuvieron en cuenta a la hora de realizar la obra, ya que las calles se inundan y la mayoría no posee red cloacal. 

El Intendente municipal argumenta este hecho diciendo que el pavimento es “progreso para el pueblo”. Si bien esto es progreso, y se gastó para ello más de un millón y medio de pesos, es de mucha más importancia la realización de desagües y redes cloacales por las enfermedades e inconvenientes que estos acarrean, ya que en muchos casos el agua ingresó a los hogares.