Páginas

jueves, 8 de diciembre de 2016

EN EL INICIO DEL 8 DE DICIEMBRE, MILES DE PEREGRINOS SALUDARON A LA VIRGEN

Frente a la Basílica se congregó una multitud que saludó a la Virgen de Itatí en el Día de la Inmaculada Concepción. Hubo fuegos artificiales y Los de Imaguaré le brindaron una serenata. Estos momentos fueron transmitidos en directo por el facebook de Noticias Itateñas.


Un festival musical antecedió a la salida de la Virgen, con el desfile de conjuntos chamameceros, para celebrar el 401 aniversario de la fundación de Itatí y como vigilia de la Inmaculada Concepción, organizado por la Municipalidad de Itatí.

Minutos antes de la medianoche, el Intendente Natividad Terán dirigió unas palabras dando la bienvenida y agradeciendo la presencia de los miles de peregrinos que como cada año llegan hasta Itatí para participar de los festejos en honor a la Virgen.

Puntualmente a la hora cero, las puertas del santuario se abrieron y salió la hermosísima imagen peregrina de Nuestra Señora de Itatí, con su corona y medialuna iluminadas, mientras se lanzaban fuegos de artificio.

Los flashes de los celulares de los miles de peregrinos que se congregaron frente al santuario acompañaron este momento tan emotivo, mientras la imagen recorría la explanada.

Después el padre Feliciano de los Mozos brindó su mensaje a los itateños y a los peregrinos, enfatizando “aquí, todo el que viene, viene por María”.

Por su parte, el conjunto Los de Imaguaré, desde el escenario ubicado frente al templo, brindó una serenata a la Virgen, interpretando Nuestra Señora de Itatí, Peregrinos de la Esperanza y Virgencita de Caacupé, ya que el 8 de diciembre es también la fiesta de la patrona del Paraguay.

Luego la imagen ingresó al santuario, mientras se levantó un aplauso espontaneo de los peregrinos, quienes saludaron con los brazos en alto a la Tierna Madre de Itatí.

MENSAJE DEL P. FELI en el SALUDO DE LA VIRGEN A TODOS LOS ITATEÑOS Y PEREGRINOS a las 00 hs. con motivo de la Fiesta de Nuestra Madre, la Pura y Limpia Concepción de Nuestra Señora de Itatí.
"Itateños y Peregrinos: Sean todos bienvenidos a la casa de Nuestra Tierna Madre de Itatí.
Ayer, porque ya estamos a día 8, estábamos clausurando el Año de los 400 años de la fundación de Itatí. Un pueblo que nació a la vida civil un 7 de diciembre de 1615, siendo su párroco fundador el celoso varón de Dios Fray Luis de Bolaños, nombre que en homenaje a él, lleva esta plaza que se abre frente a la Basílica. El mismo que, con toda probabilidad, trajo antes de 1588 la Imagen de la Virgen desde más arriba de las Cataratas de Iguazú. Y aquel que comenzó a sembrar el amor a Dios y a Su Madre en el corazón de tantos buenos indígenas que poblaban estas tierras.

Los indígenas sentían cada vez más devoción por la imagen de la Virgen. Sin embargo, en 1615, un grupo de nativos, que no estaba de acuerdo con la obra evangelizadora de los franciscanos, se llevó la imagen y la escondió. Otro grupo de indígenas, devotos de la Virgen, la encontraron en los esteros del Paraná, que nadie conocía mejor que ellos. Grande fue su sorpresa cuando la encontraron sobre una piedra blanca a la orilla del río, iluminada con una luz que no podían explicar, y envuelta en una música que no venía de ninguna parte más que del cielo.

Los indios llevaron la imagen ante el padre franciscano Fray Luis de Bolaños, quien decidió llevarla a la capilla de Yaguarí. Sin embargo, la Virgen desapareció una vez más, para espanto y desconsuelo de todos los devotos. Nuevamente fue encontrada en el mismo lugar, sobre la piedra blanca, que en guaraní se dice itatí. Fray Bolaños se dio cuenta que la voluntad de la imagen era quedarse allí, a pasitos del Paraná, y no en Yaguarí.

Es por este motivo que decidió mudar todo el pueblo de Yaguarí hasta la nueva reducción, fundada el 7 de diciembre de 1615 en los alrededores de la piedra blanca, con el nombre de “Pueblo de Indios de la Pura y Limpia Concepción de Nuestra Señora de Itatí”. Hoy, para gloria de Dios, y en honor de nuestra Madre, esta hermosa Basílica nos recuerda a todos que ESTA ES TIERRA DE MARÍA. Y aquí vienen cientos de miles de peregrinos cada año por MARÍA.

Queridos Itateños: He querido recordaros vuestro origen… porque corremos el riesgo de olvidarlo. Seamos sinceros, con el corazón en la mano; aquí no viene la gente por turismo; aquí no viene la gente porque tengamos una geografía encantadora, ni unas playas que les fascinen, ni un clima espectacular; aquí no vienen a ver una ciudad maravillosa, llena de monumentos históricos o naturales. Aquí, todo el que viene, viene POR MARÍA. Ella es la fundadora de este pueblo. No quiero que olviden esto nunca. Olvidar nuestros orígenes nos hace perder la identidad. 

Por eso estamos aquí, querido pueblo de Itatí, recibiendo y acompañando a tantos peregrinos que nos visitan cada año, que vienen a la casa de LA MADRE, que vienen con sus dolores, angustias, problemas, preocupaciones, agradecimientos y alegrías. A algunos les trae la costumbre, a otros una corazonada, a otros un familiar o un amigo, a otros una fe profunda en Dios y una devoción inquebrantable a Su Madre y nuestra Madre, María. Pero aquí estamos todos. 

No importa como vengas, ni de dónde vengas. No importa quién te trajo o quien te invitó a venir. No importa si has caminado poco o mucho, si has venido a caballo o en bicicleta. El cómo, es lo de menos. Estás aquí. Y no has venido Tú. Es ELLA, LA TIERNA MADRE DE ITATÍ, quien te ha traído hasta aquí. Porque quiere que le abras tu corazón a SU HIJO, JESÚS.

Estamos en el Bicentenario de la Independencia de Argentina. Qué lindo que se hayan independizado del Reino de España, y que cómico puede sonar que lo diga yo y con este acento. Pero, ¿qué tal si buscamos otra independencia? ¿Por qué no nos independizamos de Satanás, del Demonio? ¿Por qué no le damos una gran alegría a nuestra Madre? 

Algunos llegan a Itatí con ampollas en los pies si vienen caminado, o en los muslos, si vienen a caballo o en bicicleta. Pero la más grave es la ampolla y el callo del Corazón. 

Hace 17 días que terminaba el Año de la Misericordia, que comenzó tal día como hoy el año pasado. Y muchos peregrinos e Itateños todavía no se han enterado. El Papa Francisco no sabe más que hacer, que hasta proclamó un AÑO DE LA MISERICORDIA, para que nos enteremos y vivamos el Amor de Dios, que es eterno.

Queridos Itateños, queridos peregrinos. La Imagen de la Pura y Limpia Concepción de Itatí no ha salido esta noche solo a saludarnos. Ha salido a recordarnos tres cosas muy importantes:
1. Que ella es la Celestial Fundadora de este pueblo. 
2. Que desde el Cielo nos protege y nos cuida. 
3. Que quiere que le abramos nuestro corazón a su Hijo Jesús, su Dios y nuestro Dios.

Por eso quiero que repitan conmigo:
- Tenemos una Madre y se llama…….. MARÍA
- Tenemos una Madre y se llama…….. MARÍA
- Tenemos una Madre y se llama…….. MARÍA
¡¡¡ VIVA LA VIRGEN DE ITATÍ !!! "