Páginas

domingo, 18 de junio de 2017

Solemnidad de Corpus Christi en Itatí

En la tarde del domingo se realizó la procesión de Corpus Christi por las calles que rodean la plaza Fray Luis de Bolaños. Luego se celebró una misa en la Basílica.


A pesar del día gris y frío, cientos de fieles se congregaron en la Basílica de Nuestra Señora de Itatí para participar de la fiesta de Corpus Christi.

En esta solemnidad la Iglesia tributa a la Eucaristía un culto público y solemne de adoración, gratitud y amor, siendo la procesión del Corpus Christi una de las más importantes en toda la Iglesia Universal.

En Itatí, alrededor de las 16:30 dio inicio la procesión portando la custodia con el Santísimo Sacramento bajo palio.

La celebración fue presidida por el rector y párroco del santuario, padre David Penzotti, acompañado por sacerdotes de la comunidad religiosa de Itatí, ministros de la comunión, niños vestidos de angelitos, delegaciones escolares de los establecimientos educativos de la localidad, miembros de los grupos y asociaciones parroquiales, peregrinos y fieles locales.

El guión procesional fue portado por el intendente interino de Itatí, Salvador Lugo, como corresponde por ser la máxima autoridad civil de la localidad.

La procesión de Corpus recorrió las calles que rodean la plaza Fray Luis de Bolaños, avenida 25 de Mayo, Desiderio Sosa, Castor de León y Obispo Niella.

Tres altares se prepararon donde se posó la custodia con el Santísimo Sacramento y se la incensó para luego continuar con el recorrido. Estos altares se dispusieron en la esquina de la Escuela Normal, en la de la Municipalidad de Itatí y frente a la Escuela Profesional, realizados por integrantes de grupos parroquiales.

Al llegar al santuario, y mientras se entonaba un canto eucarístico, la procesión culminó con la bendición con el Santísimo.

El padre Penzotti agradeció a todos los que participaron de esta celebración, a los que prepararon los altares y a los organizadores de esta fiesta.

Luego se celebró la misa de horario presidida por el padre Feliciano de los Mozos, quien al inicio de la celebración pidió un fuerte aplauso para Cristo “que ha quedado quedarse en la Eucaristía”, manifestó.