Páginas

sábado, 27 de junio de 2015

29 DE JUNIO: BICENTENARIO DEL CONGRESO DE LOS PUEBLOS LIBRES

Estimados les hago llegar este pequeño artículo con motivo del 29 de junio bicentenario del Congreso de los pueblos libres: 1815 - 29 de junio - 2105.

Mural que relata parte de la epopeya artiguista. Se encuentra en la terminal de colectivos y minibuses de Itatí.


EL BICENTENARIO, ARTIGAS E ITATÍ
Como sacerdote uruguayo de la Obra Don Orione, que forma parte de la comunidad el Santuario de la Inmaculada Concepción de Barranqueras, Chaco, fue una grata sorpresa enterarme que el gobierno argentino declaró a 2015 Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres. Sabemos que Congreso de los Pueblos Libres también conocido como Congreso de Oriente, Congreso Oriental o Congreso del Arroyo de la China, convocado por Don José Gervasio Artigas a partir del 29 de junio de 1815 en la ciudad de Concepción del Uruguay, provincia de Entre Ríos, constituyó un acontecimiento de gran importancia histórica ya que fue la primera Declaración de Independencia del Río de la Plata.

Las independencias de nuestros países fueron procesos que tuvieron a este Congreso como su inicio común más evidente. Si bien no tuvo un objetivo separatista del resto de las provincias, para los argentinos representó un antecedente de la Declaración de Independencia llevada a cabo en Tucumán el 9 de Julio de 1816.

De aquel acontecimiento dos cosas me emocionan: que fue Artigas el protagonista y que el “Pueblo de indios de la Pura y Limpia Concepción de Itatí” participo en aquel Congreso, demostrando que la Virgencita de Itatí perteneció a la “gran Patria Gaucha Federal Artiguista sin fronteras”. En efecto el pueblo de la Virgen de Itatí formó parte de lo que Artigas llamaba el "sistema de los pueblos libres".

En el acta de la reunión que, el 9 de julio de 1815, celebra el pueblo de Nuestra Señora de Itatí, para elegir al diputado que ese pueblo envía al Congreso de Arroyo de la China, le instruyen para que defienda los territorios, para que velen por la educación impartida a los indios y la Iglesia está allí, en ese acto político: “acordamos que la Música quede por cuenta del Señor Cura y Vicario para el desempeño de las funciones del Santuario” ¡El Pueblo de indios de la Pura y Limpia Concepción de Itatí es un pueblo que se declara y se comporta como artiguista!

Artigas tuvo una relación muy especial con Itatí porque allí los indios vivían en una “exclusión vergonzosa” Así le escribió al Gobernador de Corrientes José de Silva: “Igualmente reencargo que Usted mire y atienda a los infelices pueblos de indios... los de Itatí se me han presentado...recordemos que ellos tienen el principal derecho y que sería una degradación para nosotros mantenerlos en aquella exclusión vergonzosa que hasta hoy han padecido por ser indianos..." Gobernador, obediente a las órdenes de Artigas se dirige el pueblo de Itatí en los siguientes términos: “Por cuanto he venido a este pueblo de Nuestra Señora de Itatí a cumplir órdenes que se me dirigen por el Supremo Jefe de los Orientales, Ciudadano José Artigas, y siendo uno de los objetos que se me recomienda por éste el de la protección de los naturales de los Pueblos de Indios, en orden de su propia existencia y que éstos se gobiernen de por sí, manejando con gusto sus intereses y gozando la Libertad que de derecho les corresponde”.

Podemos afirmar que Artigas, el Protector de los Pueblos Libres, al usar la palabra “infelices” y dándoles, por razón de su infelicidad, es decir de su pobreza, un tratamiento preferencial estaba estableciendo una auténtica y revolucionaria opción preferencial por los pobres. Por esta razón la Pura y Limpia Concepción de Itatí se transforma en un estímulo eficaz para construir una sociedad más justa, fraterna y solidaria, donde los "pobres tienen que ser los más privilegiados".

P. Miguel Berriel, fdp